MATTEO: Exquisito clasicismo al borde del río Oiartzun

nº ondojan | nº 113 | dic 2013
Decrease Increase Font size
PDF
Share |

Texto: JOSEMA AZPEITIA. Fotografía: RITXAR TOLOSA

La silueta del restaurante Matteo, con sus inconfundibles paredes de color salmón, se ha convertido, con el paso del tiempo, en parte ineludible del paisaje de esta bonita zona de Oarsoaldea. De hecho, ya vengamos de la N-1 o volvamos de Artikutza, el Matteo es la referencia que nos indica dónde tenemos que girar para dirigirnos hacia el centro de Oiartzun, más eficaz y seguro que cualquier cartel de carretera. Pareciera como si no hubiéramos entrado de verdad en esta villa si no pasamos por delante de esta singular y centenaria casa que data de 1902, aunque bien es cierto que ha sufrido muchos cambios a lo largo del tiempo.


Mª Luisa Eceiza, cuarta generación al frente de este negocio familiar, se hizo con la dirección de Matteo en 1978, en tiempos en que este establecimiento no pasaba de ser un bar-restaurante de barrio, de gran fama, pero poco más que una tasca a fin de cuentas. Mª Luisa dirigió con gran acierto un cambio radical en la apariencia y la oferta del restaurante y tras una profunda reforma que acometió en 1982, lo convirtió en lo que es actualmente, obteniendo el premio añadido de ser tocada por la caprichosa mano de la guía Michelin que tuvo a bien concederle una estrella en 1986.


A principios del actual siglo, la edad, el cansancio, la falta de relevo... llevaron a Mª Luisa a dejar su restaurante durante casi una década, a lo largo de la cual el Matteo ha pasado por diferentes manos con más o menos fortuna. El año pasado, esta enérgica oiartzuarra decidió volver a retomar las riendas del establecimiento familiar y hacerle recuperar el brillo de los tiempos pasados, empeño en el cual esta hostelera empedernida ha sabido rodearse de un personal de la más alta cualificación.


Como muestra, un botón: el último fichaje ha sido la incorporación en julio de 2013 del actual jefe de cocina, Juan Pereda, que atesora en su haber 15 años de trabajo en Akelarre bajo las órdenes de Pedro Subijana y otros 5 años al frente del restaurante Aldaba de Donostia, establecimiento sencillo y modesto al que aupó gracias a su trabajo y a la impecable labor en sala de su esposa Sonia Santos a las más altas cumbres de la excelencia gastronómica.


Otro acierto en el equipo de Matteo es el segundo de cocina, Iker Elizondo, un joven chef de Errenteria curtido en los fogones de casas como el Kaskazuri donostiarra o el extraordinario Tubal de Tafalla, otro templo indiscutible de la gastronomía que guarda muchos paralelismos con la casa que nos ocupa.


Juan e Iker se dejan la piel en las cazuelas de Matteo recuperando y revisitando las clásicas recetas que han convertido en mítica a esta casa, y aportando nuevas preparaciones que han ayudado a rejuvenecer y ampliar la carta. Mª Luisa, por su parte, siempre está presente en el local, recorriendo los preciosos txokos en que está dividido su luminoso comedor, y asegurándose de que a sus comensales, que son tratados como invitados, no les falte de nada. Juntos forman un equipo que ha hecho recuperar su esplendor a esta imprescindible casa que debería ser visitada por todo amante de la gastronomía que se precie.

MATTEO
Ihurrita bidea, 2 (Ugaldetxo) - OIARTZUN
Tf.: 943 49 11 94
www.restaurantematteo.net

MATTEO: Exquisito clasicismo al borde del río Oiartzun

NUESTRA DEGUSTACIÓN: EXTRAORDINARIO MENÚ Y MEJOR CARTA

La degustación que hemos llevado a cabo en el Matteo no se ha limitado a la carta, sino que hemos aprovechado para conocer algunas de las propuestas de su cuidado menú del día, las cuales, como dejan claro las imágenes, no desmerecen, ni estética ni gustativamente, de los más emblemáticos platos de su carta.

  • 1.- Ensalada de bogavante:

    El apreciado marisco se sirve entero, deshuesado y troceado, en un punto ideal de cocción, jugoso a más no poder, acompañado de una finísima mayonesa casera y un pequeño bouquet de lechuga que justifica el llamar “ensalada” a este plato en el que el rey absoluto es el crustáceo.

  • MATTEO: Exquisito clasicismo al borde del río Oiartzun
    1.- Ensalada de bogavante: El apreciado marisco se sirve entero, deshuesado y troceado, en un punto ideal de cocción, jugoso a más no poder, acompañado de una finísima mayonesa casera y un pequeño bouquet de lechuga que justifica el llamar “ensalada” a este plato en el que el rey absoluto es el crustáceo.
  • 2.- Bacalao a la plancha con verduritas:

    Servido sobre una ligera base de pil-pil, este plato del menú del día sorprende por su textura, dorado y crujiente por fuera y jugoso y mínimamente hecho por dentro. Las verduras no hacen sino potenciar el sabor de este gran plato.

  • MATTEO: Exquisito clasicismo al borde del río Oiartzun
    2.- Bacalao a la plancha con verduritas: Servido sobre una ligera base de pil-pil, este plato del menú del día sorprende por su textura, dorado y crujiente por fuera y jugoso y mínimamente hecho por dentro. Las verduras no hacen sino potenciar el sabor de este gran plato.
  • 3.- Ventresca de atún a la plancha con verduras escabechadas:

    Una de las aportaciones de Juan Pereda a la oferta del restaurante. El túnido se sirve con unas verduritas en juliana rehogadas con vino blanco y vinagre, que aportan sabor y suculencia al plato.

  • MATTEO: Exquisito clasicismo al borde del río Oiartzun
    3.- Ventresca de atún a la plancha con verduras escabechadas: Una de las aportaciones de Juan Pereda a la oferta del restaurante. El túnido se sirve con unas verduritas en juliana rehogadas con vino blanco y vinagre, que aportan sabor y suculencia al plato.
  • 4.- Lomo de ciervo asado con salsa de vino tinto:

    Excelente plato de otoño en el que la carne se sirve jugosa, “al punto” dotando a este producto de una jugosidad inusual. Se sirve sobre una tosta de patata que delata el paso de Juan Pereda por Akelarre en la década de los 80.

  • MATTEO: Exquisito clasicismo al borde del río Oiartzun
    4.- Lomo de ciervo asado con salsa de vino tinto: Excelente plato de otoño en el que la carne se sirve jugosa, “al punto” dotando a este producto de una jugosidad inusual. Se sirve sobre una tosta de patata que delata el paso de Juan Pereda por Akelarre en la década de los 80.
  • 5.- Paloma en dos cocciones:

    Plato sólo disponible en la temporada actual, que cuenta con el valor añadido de que las piezas han sido cazadas por José Mari Aramburu, marido de Mª Luisa. La pechuga se sirve asada y los muslitos bañados en una exquisita salsa de vino. Las dos preparaciones resultan cautivadoras por el acertado punto de cocción con el que son servidas.

  • MATTEO: Exquisito clasicismo al borde del río Oiartzun
    5.- Paloma en dos cocciones: Plato sólo disponible en la temporada actual, que cuenta con el valor añadido de que las piezas han sido cazadas por José Mari Aramburu, marido de Mª Luisa. La pechuga se sirve asada y los muslitos bañados en una exquisita salsa de vino. Las dos preparaciones resultan cautivadoras por el acertado punto de cocción con el que son servidas.
  • 6.- Paletilla deshuesada con salsa de miel y romero:

    Terminamos el apartado de carnes con un clásico servido en su punto y acompañado de una generosa guarnición. La salsa de miel y romero aporta un toque dulce y elegante a un plato en el que habitualmente prevalece el salado.

  • MATTEO: Exquisito clasicismo al borde del río Oiartzun
    6.- Paletilla deshuesada con salsa de miel y romero: Terminamos el apartado de carnes con un clásico servido en su punto y acompañado de una generosa guarnición. La salsa de miel y romero aporta un toque dulce y elegante a un plato en el que habitualmente prevalece el salado.
  • 7.- Sopa de yogur con frutos rojos y sorbete de cereza:

    Un ligero y rico postre disponible tanto en el menú del día como en el de fin de semana.

  • MATTEO: Exquisito clasicismo al borde del río Oiartzun
    7.- Sopa de yogur con frutos rojos y sorbete de cereza: Un ligero y rico postre disponible tanto en el menú del día como en el de fin de semana.
  •  8.- Tarta de tiramisú con helado de canela:

    Otro suave postre ideal para terminar como es debido una impecable degustación en la que también hemos podido disfrutar de la Tarta fina de manzana, otra dulce tentación servida con helado de vainilla y crema de yogur.

  • MATTEO: Exquisito clasicismo al borde del río Oiartzun
    8.- Tarta de tiramisú con helado de canela: Otro suave postre ideal para terminar como es debido una impecable degustación en la que también hemos podido disfrutar de la Tarta fina de manzana, otra dulce tentación servida con helado de vainilla y crema de yogur.