Viernes, 18 Agosto 2017
Libro TRAIL

LA CHISPA DE LA BIRRA

LA CHISPA DE LA BIRRA

Ya es primavera, y con ella nos llega el LÚPULO, una planta cannabácea también conocida como Humulus lupulus; nombre que traducido del latín viene a ser algo como “grupo de lobos”. El origen del nombre proviene de su uso originario ya que antiguamente se usaba el lúpulo para acabar con los árboles. Al ser una planta trepadora, que puede alcanzar los 8 metros de altura, dejaba sin vida a arboles como robles, pinos y demás.

No se conoce el lúpulo como ingrediente cervecero hasta el año 1079. Lo emplearon franciscanos de la región Bávara de Hallertau y por eso no me sorprende que sea precisamente esta región una de las que actualmente  cosecha más lúpulo en el mundo. Esos hombres lograron que la cerveza se conservara sin tener que alcoholizarla; seguro que esa bajada de alcohol fue un gran alivio para sus hígados y para los de otros lugareños.

Dejando un poco la historia y centrándonos en la actualidad, podemos decir que el lúpulo es el que le da vidilla a la cerveza moderna, ya que es el que aporta el AMARGOR, el SABOR y los AROMAS.

El amargor lo conseguimos al comienzo, hirviendo parte del lúpulo con el mosto (malta+agua) de 30 a 60 minutos. Aquí es donde los alfa-ácidos isomerizados se desprenden de la flor y actúan con dicho mosto dando ese toque tan característico. Para lograr el sabor nos bastaría con añadir otra parte de lúpulo en los últimos 20 minutos de cocción. Se puede jugar con cantidad de variedades de lúpulos distintos: más florales, frutales, con toques ahumados, cítricos, etc. Y para conseguir unos aromas más frescos y verdes se mantiene el lúpulo antes de ser retirado otros diez minutos más una vez ha terminado la cocción.

Las cantidades que se utilizan normalmente son pequeñas, de 30 a 100 gr por cada 20 litros de mosto; pero los más “atrapados” del lúpulo le pueden poner hasta 300 gr. o más, dejando así cervezas súper amargas con una cantidad de Ibus que las hacen casi intragables.

Hay muchas maneras de “jugar” con el lúpulo, y eso es lo que hace divertido hacer cerveza en casa, para nosotros y nuestros amigos.

Entre las cervezas que podéis encontrar cerca de casa donde predomina el lúpulo tenéis la nueva “Hop Doom” de Naparbier, una triple IPA intensa de verdad, o también la “Mean Manalishi Double IPA” de la marca de Estados Unidos Hoppin Frog.


+ ARTÍCULOS RELACIONADOS