Jueves, 27 Julio 2017
Libro TRAIL

CON MUCHO ESTILO

CON MUCHO ESTILO

Sin duda conocéis las cervezas rubias, tostadas o negras, pero hay una infinidad de estilos y tipos de cerveza más por descubrir. Por ejemplo: las cervezas frutales, resultado de “aliñar” recetas añadiendo en la fermentación trozos de fruta como cereza, frambuesa, calabaza, ciruela o papaya. En donde casi todo vale, si la fruta no destaca demasiado por encima del lúpulo o la malta, ya que si no, suelen ser demasiado empalagosas y difíciles de beber aún estando a buena temperatura.


También podemos encontrar el estilo Lambic en muchas etiquetas, sobretodo en cervezas belgas. Suelen ser desafiantes y con toques ácidos parecidos a nuestra sidra. Su carácter se debe a su peculiar fabricación; se deja fermentar el mosto de la cerveza con el tanque totalmente abierto, dejando así entrar a todas las levaduras silvestres, más conocidas como Brettano­my­ces, a “comer” de dicho mosto.


Es un poco arriesgado elaborar este estilo de cerveza ya que nunca estás seguro de donde han salido las levaduras; si de las plantas silvestres de alrededor o de las ovejas que pastan cerca de la cervecería.


Y hablando de ovejas, en Franconia (cerca de Baviera) se creó una cerveza ahumada que recuerda a esos quesos de Idiazabal que pasan a ser curados en salas de ahumado. El proceso cervecero consiste en hornear la malta con brasas de madera de haya para darle ese curioso sabor y aroma, que como en el queso, no molesta, es sutil y muy sabroso.


Y como las modas cerveceras vienen y van, ahora es tiempo de elaborar cervezas de tipo Saison (o de temporada), que pueden ser Porter intensas para calentarse en invierno o Ale suaves en verano; antiguamente los campesinos en época de verano solían beberse hasta 5 litros de cerveza saison suave.


Por último, las más difíciles de encontrar en el mercado, las Sour Ale. Es un estilo que “obliga” a madurar las cervezas entre 18 y 24 meses en barricas de roble; ya sean nuevas, como utilizadas por vino, brandy o jerez. Este paso por barricas le da un sabor único y auténtico.


Os invito a probar La Folie una Sour Ale de poca graduación, pero de enorme sabor a cerezas y madera de roble. Está creada por la tercera cervecera más importante de los Estados Unidos, New Belgium. Y si lo que os apetece es una Lambic os recomiendo cualquiera de la casa Cantillon. Y para acabar, una Temptation, excelente Strong Ale de Russian River, envejecida en barricas por las que anteriormente pasó Chardonnay Californiano.


+ ARTÍCULOS RELACIONADOS