Sábado, 24 Junio 2017
Libro Gipuzkoa

CASA ALCALDE: Novedades en un clásico de siempre

| Noviembre 2012

Texto: JOSEMA AZPEITIA. Fotografía: RITXAR TOLOSA

CASA ALCALDE: Novedades en un clásico de siempre


Casa Alcalde es uno de los locales más viejos de la Parte Vieja (y valga la redundancia). De hecho, ya era viejo cuando en 1980 fue adquirido por Joseba Iraizoz, padre de Eki Iraizoz, actual propietario, y sigue siendo viejo a día de hoy a pesar de que el equipo de trabajo se ha rejuvenecido considerablemente a lo largo de los últimos años. Pero esta vejez que para otros locales podría ser una losa, en el caso de este establecimiento supone un plus de encanto y veteranía (y no olvidemos que la veteranía es un grado).

Y es que entrar en Casa Alcalde es como retroceder varias décadas. La madera del mostrador y las paredes, los jamones colgando, las mesas corridas, los pintxos con sus palillos, al estilo de las ya apenas mencionadas “banderillas”, todo nos retrotrae a los bares de nuestra infancia, aquellos bares grandes e imponentes, llenos de gente y humo, de los que apenas queda ninguno. En Casa Alcalde, además, a todas estas características se suma la saturación de motivos taurinos que llena sus paredes hasta casi no dejar un hueco libre. Los más de cien carteles, programas, cuadros, retratos e incluso cromos del mundo del toreo que conforman la decoración, contrastando de manera evidente con algunas ikurriñas, convierten a este bar en un pequeño museo de la sangrienta “fiesta nacional”. Eki se conoce al dedillo todas y cada una de las piezas que componen la “colección” de Casa Alcalde y, a pesar de confesarse profundamente antitaurino, opina, sabiamente, que “sería un crimen” cambiar la fisonomía del local que le legó su padre. Si le pillamos con tiempo, este joven hostelero nos enseñará orgulloso los carteles originales que cuelgan de sus paredes, alguno de los cuales data del siglo XIX, así como algunas curiosidades como carteles que fueron impresos dos veces para ahorrar costes, o unos originales cromos de toreros con figuras de legendarios diestros como el mítico Lagartijo. 

En la barra nos encontraremos con otra visión clásica y típica de la Parte Vieja: un mostrador lleno hasta la bandera de pintxos sin dejar un hueco libre en el que podamos apoyar el vaso mientras degustamos nuestro bocado. Pero si nos fijamos atentamente, veremos que la oferta no es tan clásica como podría parecer y entre los pintxos de toda la vida, veremos otros elaborados con ingredientes más contemporáneos como queso de cabra, crema de roquefort, curry... no cabe duda que, poco a poco, Eki y su equipo van renovando la barra adecuándola a los nuevos tiempos, algo que puede comprobarse claramente en la degustación de la página contigua.

Eso sí, lo que es bueno, no se cambia en Casa Alcalde. Así, el proveedor del jamón, Fran Rodel, sigue siendo el mismo desde los tiempos de Joseba Iraizoz, un proveedor de excelente jamón de Guijuelo que acude a menudo personalmente al local y que nunca ha decepcionado a los responsables (ni a los clientes) del mismo.

Se acercan nuevos tiempos para Casa Alcalde. Si bien la fecha de inicio de las obras no está todavía concretada, Eki Iraizoz planea una renovación del local aunque, según nos asegura, “mantendrá el estilo y el encanto actual”. Puede que así sea, pero puede que no, por lo que les recomendamos que no dejen para mañana el disfrutar de una última visita a Casa Alcalde, uno de los txokos más auténticos de lo viejo.


CASA ALCALDE
Mayor, 19 (Parte Vieja) - DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN.
Tf: 943 42 62 16

NUESTRA DEGUSTACIÓN: TRADICIÓN Y NUEVAS INCORPORACIONES

Así como Casa Alcalde será pronto renovado, la oferta de pintxos se regenera continuamente con lo que tanto en barra como en cocina conviven pintxos de toda la vida con nuevas creaciones realmente originales.

  • 1.- Crujiente de txanpiñón:

    Un buen ejemplo de la cara más clásica de Casa Alcalde. Champiñón, queso del país y pan tostado y rallado que aporta el toque crujiente a un conjunto que en boca resulta riquísimo.

  • 2.- Alcachofa albardada con bacon y vinagreta:

    A pesar de que podría parecer más contemporáneo, éste es uno de los bocados más veteranos de Casa Alcalde y data de los tiempos de Joseba Iraizoz. La combinación entre la alcachofa y el bacon es sencillamente genial. La alcachofa, a pesar de ser en conserva, tiene un sabor prodigioso, que es oportunamente realzado por la vinagreta de pimiento. Un pintxo para repetir.

  • 3.- Txapela:

    Otro pintxo que cuenta con una legión de incondicionales. El que esto firma conoce a un fino gourmet que confiesa que “no puede pasar por delante de Casa Alcalde” sin entrar a comer una Txapela”. Saquen sus conclusiones. El punto de plancha del champiñón, el Emmental fundido, el relleno de chorizo picante... los ingredientes de este pintxo conforman un todo perfecto que en boca es una explosión de sabor. Txapela txapeldun!

  • 4.- Brocheta de champiñón y gambas:

    Seguimos con los txanpis, ingrediente muy utilizado en esta casa. En este bocado se repiten algunas de las características de la txapela (el punto de plancha, el toque que aporta la gamba...) aunque en otro formato de presentación con más txampiñón y sin chorizo y queso. Un bocado más “light” e igualmente sabroso.

  • 5.- Gilda de bonito:

    Es uno de esos pintxos en los que el secreto está en la calidad de el producto empleado en su elaboración. Si el bonito es bueno, el pintxo está bueno, lo que no le quita ningún mérito al bocado, que se consume en un suspiro.

  • 6.- Brick de txipis con frutos de mar:

    Pedro Gastón, el cocinero, nos describe este bocado, una de sus nuevas creaciones, consistente en un saquito de pasta brick relleno de txipirón, gambas, txangurro, pimiento verde y cebolla. El conjunto, fino y equilibrado, nos llena la boca de sabor a mar.

  • 7.- Albóndiga:

    Otro clásico que ante su aparente sencillez resulta un prodigio de sabor. La “culpa” es de la ternera navarra (concretamente de Baztán) que emplean en su elaboración, así como el cariño que le ponen al preparar la salsa.

  • 8.- Flor Oriental:

    En este caso es Hana, cocinera marroquí, quien nos explica este pintxo, creado a partir de sabores de su tierra. Una pasta brick envuelve un relleno de pechuga de pollo al curry acompañada de una crema de almendras que le aporta jugosidad. Jengibre, azafrán, mermelada de piquillo, canela, cebolla pochada y clavo son otros de los ingredientes de este exótico pintxo que sorprenderá muy agradablemente a los que se animen a probarlo.

  • 9.- Idiazabal:

    Optamos por terminar con este pintxo aunque podíamos haber comenzado con él. Consiste en un rico queso de Idiazabal fundido en el que nos encontramos, sumergidos, pequeños tacos de bacon frito que le aportan un exquisito toque salado. El pan frito complementa a la perfección este pintxo que representa, junto al anterior, la cara más moderna de Casa Alcalde.