Jueves, 27 Julio 2017

MESÓN MARTÍN: El alma de la calle Elkano

| Diciembre 2011

Texto: JOSEMA AZPEITIA. Fotografía: RITXAR TOLOSA

MESÓN MARTÍN: El alma de la calle Elkano

El Mesón Martín es el local que le da vida a la pequeña pero transitada Elkano, la calle peatonal que une dos lugares tan importantes como son el Boulevard y la Plaza de Gipuzkoa, pero que no cuenta con ningún otro bar. Gracias este bar-restaurante, Elkano es una calle que cobra vida todos los días a las 7:30 de la mañana mientras otras calles todavía se están quitando las legañas y amanecen mustias y aburridas.

Al frente de este populoso local se encuentran los hermanos Martín, Txema y Joaquín al frente de la barra y Susana dirigiendo la cocina. Los tres contaban con una vasta experiencia hostelera antes de hacerse en 1996 con este establecimiento, ya consagrado como el antiguo Lasarte. Los Martín renovaron de arriba a abajo el local dándole la apariencia actual, que mezcla elementos clásicos como las paredes de piedra, la madera, los dorados, las mesas de mármol... con detalles más contemporáneos como las obras de arte que cuelgan de sus paredes, actualmente obra del joven artista donostiarra Unai, autor de “El balcón de los eventos”.

En los 15 años que lleva al cargo de esta familia, el Mesón Martín se ha convertido en uno de los establecimientos más frecuentados del centro. Desde los primeros desayunos hasta las cenas, a todas horas nos encontraremos con un bar con un gran ambiente en el que no es difícil coincidir con “ilustres” clientes y amigos como Martín Berasategui, Elena Arzak, Pedro Subijana... Si quieren disfrutar de su espectacular barra de pintxos, acudan al mismo entre las 11 y 12 del mediodía, porque el trasiego de gente hace que para la hora de comer no quede apenas un pintxo en el mostrador. Igualmente, si quieren probar su cuidado menú del día o su completa carta, les recomendamos que reserven con antelación o corren el riesgo de tener que esperar.

Pasando a la carta, en Mesón Martín nos encontramos con una cocina casera, de toda la vida, en la que destacan sus excelentes Ibéricos, su variedad en Ensaladas (de gulas, de queso de cabra, de cogollos, Mixta Elkano...), y tentadores platos como Pulpo a la gallega, Morcilla de Burgos, Lasaña de hongos y foie, Revuelto de txangurro y calabacín, Txipirones a la plancha, Kokotxas de bacalao en salsa verde, Merluza con salsa de hongos, Bacalao, Rape al horno, Rodaballo, Solomillo a la pimienta o al Roquefort, Magras de ibérico con huevo frito, Chuletillas de cordero, Foie fresco al Armagnac, Manitas de cerdo rellenas de foie, hongos y trufa con salsa de trigueros, Carrilleras de ternera, Rabo de buey...  No hay que dejar de probar la Chuleta, asada en parrilla de lava volcánica, y en temporada podemos degustar platos como la Paloma, que se ofrece ahora, en invierno. Completa la carta una gran variedad de Postres caseros y una amplia selección de Riojas. Una buena comida a la carta en Mesón Martín nos rondará los 35 euros.

MESÓN MARTÍN
C/ Elkano, 7 (Centro). DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN
Tf: 943 42 28 66.
www.mesonmartin.com

NUESTRA DEGUSTACIÓN: CLASICISMO, SABOR Y RENOVACIÓN CONSTANTE

En Mesón Martín nos reencontramos con el pintxo de siempre, el de toda la vida, el de coger con las manos y pringarse la pechera. En algunos casos tendremos que recurrir al cuchillo y tenedor pero la mayoría son perfectamente manejables. Nos colocamos la servilleta al cuello y empezamos con esta selección de bocados en los que con una elaboración sencilla y sin complicaciones el equipo de cocina del mesón ha conseguido combinaciones de sabor exquisitas.

  • 1.- Trainera:

    Este fue el pintxo elegido para representar al bar en nuestro libro “La Senda del Pintxo”. Compuesto de jamón, txipi y gamba, la combinación de sabor es deliciosa y el punto del txipirón, perfecto. Se nota que por la plancha del Martín han pasado unas cuantas toneladas de ellos.

  • 2.- Saquito:

    Pidan este pintxo sólo para ver con que ímpetu lo piden a gritos de la barra a la cocina: “Saquitooooo!!!” En sí, se trata de un brick de calabacín, setas y jamón. Este último embutido queda casi imperceptible, de manera que no se come el sabor del pintxo, pero aporta su textura. Acompañado de una finísima bechamel, este bocadito se ha convertido en un clásico insustituible.

  • 3.- Brick de txangurro:

    El olor a txangurro se extiende alrededor nuestro según sale el pintxo. Por dentro, txangurro desmigado en el que mezclan el coral y las patas. Por fuera, una salsa de txangurro rebajada con queso. Puro txangurro.

  • 4.- Pimiento frito, jamón y boquerón:

    Un delicioso clásico de barra. Tal vez el jamón queda un poco disimulado en un pintxo dominado por el hermoso y consistente boquerón. El pan frito le aporta una textura extraordinaria.

  • 5.- Pintxo Alcorta:

    La prestigiosa bodega riojana realiza una o dos veces al mes en Mesón Martín el llamado “Punto de encuentro Alcorta”. Durante ese día podemos disfrutar de un crianza de Alcorta y el pintxo en cuestión por dos euros. Una alternativa de calidad al “pintxopote” con un bocado hecho en casa compuesto por una rica brocheta de gamba bañada con salsa de queso y jamón crujiente sobre una rica tostada de pan bien untada con tomate natural.

  • 6.- Paleta ibérica asada con pimentón:

    A veces las cosas más simples son las que más sorprenden. Buena paleta, pimentón, aceite de oliva y a correr. También puede pedirse como ración.

  • 7.- Canelón de hongos y foie:

    Sorprende su gelatinoso interior y el queso rallado quemado con soplete que lo corona. Es un bocadito consistente del que no hay que abusar, aunque proviene originariamente de una ración que se sirve en mesa.

  • 8.- Foie a la plancha:

    Sin más secreto que la calidad del producto, el pan frito impregnado con la grasilla del foie lo convierte en una tentación pecaminosa.

  • 9.- Timbal de pato y pisto:

    Pintxo recién creado para la celebración de “La Semana del Pato”, impulsada por Jakitea. Un rico pisto casero, delicias de pato desmigadas y queso mozzarela. Esperemos que lo conserven en la carta del local.