¿Y SI EL FUTURO DEL VINO SE ENCUENTRA EN...?

¿Y SI EL FUTURO DEL VINO SE ENCUENTRA EN...?

DANI CORMÁN
(Essencia Ardodenda)
Zabaleta, 53 (Gros), Donostia
Tel. 943 32 69 15

¿Y SI EL FUTURO DEL VINO SE ENCUENTRA EN...?


Recuerdo hace ya unos cuantos años, cuando me empezaba a gustar esto del vino, lo complicado que resultaba encontrar vinos de regiones vinícolas que no fueran las de siempre, es decir, Rioja, Ribera, Navarra, Rías Baixas... En aquellos tiempos, zonas como Valdeorras, Ribeira Sacra o Méntrida empezaban a reivindicarse mostrando vinos de excelente calidad. Fue también el momento de la eclosión de los vinos de Somontano, apostando por las variedades foráneas y arrinconando sus cepas autóctonas, haciendo bueno el dicho de "pan para hoy y hambre para mañana".


Lo diferente, se encontraba en vinos franceses, alemanes o italianos.


Comenzaban a encontrarse en algunas tiendas especializadas vinos de lugares algo más lejanos como Chile, Argentina, Sudáfrica, California, Australia o Israel (en terrenos robados a los palestinos). Eran vinos que, en su momento, en esos momentos de primeros flirteos con el vino, nos deslumbraban debido a su opulencia y frutosidad, características muy diferentes a las que estábamos acostumbrados.


Probar vinos de sitios exóticos, curiosos o poco conocidos empezaba a estar muy de moda entre los aficionados al vino. Tasmania, Nueva Zelanda, Líbano, Uruguay o Brasil empezaban incluso a verse en las cartas de algunos restaurantes.


Hoy en día, los nuevos países vinícolas están viniendo del continente asiático. China, como no podía ser de otra forma, posee la mayor extensión de viñedos después de la Unión Europea, con casi medio millón de hectáreas de viñedo, lo que supone el 6% del total en el mundo. En Japón se ha puesto de moda el Koshu, un vino blanco para el mercado local del que se han producido casi cien millones de litros. En India, el mercado del vino se encuentra ya muy asentado, con más de 25 millones de consumidores y casi medio millón de cajas producidas.


Y no sólo esto, países como Tailandia, Vietnam o Birmania, también se han apuntado al carro y llevan ya varios años produciendo cantidades respetables...


Viendo lo visto... ¿Cuáles serán los próximos países en apuntarse? Yo por si acaso, pensando en mis nietos, iré mirando algún terrenito en Marte...

 

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS