Domingo, 25 Junio 2017
Libro CASTILLO

UNA DIVERTIDA MAÑANA DE DOMINGO. ¿TE APUNTAS?

UNA DIVERTIDA MAÑANA DE DOMINGO. ¿TE APUNTAS?

El pasado 6 de Enero se abrieron las inscripciones para el "Concurso de Cata por Parejas Vila Viniteca" que se va a celebrar en el Casino de Madrid el próximo Domingo 10 de Marzo. Será esta la sexta edición del concurso y en todas ellas he tenido el placer de disfrutar de la experiencia junto a, mi buen amigo y primer "profe" de cata, Iban Mate.

Este año volveremos a pasarlo "pipa" durante una hora y media, catando a ciegas siete copas de vino, charlando y debatiendo, intentando deducir su procedencia, las variedades de uva empleadas en su elaboración, la añada o incluso el nombre concreto del vino y su elaborador, todo ello de cada uno de los siete vinos. En esto es en lo que se diferencia principalmente este concurso de los demás, en que se compite por parejas, lo que te permite no sólo ponerte a prueba sino aprender de tu compañero y viceversa.

No hace falta decir que la dificultad del concurso es muy elevada, pero es esto precisamente lo que hace que tenga tanto gancho y año tras año acudan participantes de los cinco continentes.

A lo largo de las cinco primeras ediciones hay una serie de anécdotas que se me han quedado grabadas. Recuerdo como si fuera ayer, en la cuarta edición, el primer vino que nos sirvieron. No había duda de su procedencia, tanto Iban como yo lo teníamos muy claro: burbuja algo excesiva, en tamaño y en cantidad, acidez algo justa, algunos aromas de queroseno muy típicos en muchos cavas donde la piel no ha madurado bien, ausencia de esa mágica mineralidad que poseen los buenos vinos de Champagne...¡que me parta un rayo si esto no es un cava! El 95% de los participantes pensó como nosotros e igual que a nosotros se les quedó la cara cuando, después de la prueba, se descubrió la botella: Champagne Dom Perignon 2002, un vino de cien euritos la botella pero a la altura en calidad de uno de quince... Recuerdo también que en esa misma edición participaba un famoso elaborador, cuyo nombre no diré, el cual fue incapaz no sólo de adivinar un vino elaborado por el, sino que no dio ni con la región ni con la variedad... Excepcionales recuerdos guardo también de algunos de los vinos catados: Silex 2005 del gran Didier Dagueneau, Egon Muller Scharzhofberger Kabinett 2008, Chave Hermitage Blanc 04, Mouton Rothschild 2005...

En fin, un concurso diferente, muy divertido y didáctico...

 


+ ARTÍCULOS RELACIONADOS