Domingo, 05 Febrero 2023

VINO AL CÓCTEL

VINO AL CÓCTEL Imagen 1

Cuando hablamos de vino y cóctel, lo primero que nos viene a la cabeza a todos en plan de broma, es el Kalimotxo, pero realmente el Kalimotxo es un cóctel, pues para que una bebida sea considerada cóctel debe de contener al menos 3 ingredientes, y el Kalimotxo los tiene, ya que además de vino y refresco de cola se le añade rodaja de naranja o limón. Pero además, hay muchos otros cócteles elaborados con vino. Un tipo de vino muy usado para realizar cócteles es el vino espumoso, ya sea Cava, Champán o Prosecco. De hecho, en la mayoría de restaurantes se hacen cócteles con este tipo de vino como puede ser el Cóctel de Champán (Brandy y Champán), Mimosa (Zumo de naranja y Champán) o Spritz (Aperitivo Italiano y Prosecco).

En la actualidad hay una nueva corriente de cócteles de baja graduación alcohólica (Cocteles Low ABV). Son una realidad a nivel mundial y vienen para quedarse, al igual que la coctelería saludable. ¿Qué tiene esto que ver con el vino?  La verdad que mucho, pues para poder hacer este estilo de cócteles, hay un ingrediente que nos abre un abanico de posibilidades como son los vinos generosos o fortificados

Los Vinos de Jerez, así como los Oportos, son dos grandes tipos de vinos generosos y los que más se están usando en coctelería, sustituyendo en un coctel clásico el destilado como Whisky, Brandy o Ron por uno de estos vinos, con lo que estamos pasando de un producto de unos 40%VOL a otro de unos 20%VOL. Estos vinos tienen mucho carácter y son muy expresivos ya que han tenido un largo añejamiento en barricas y por eso comparten aromas similares con los destilados. 

De hecho, el cóctel que os traigo hoy, esta elaborado con uno de esos vinos, concretamente con un Cream, que es una mezcla de Oloroso y Pedro Ximénez. Como podréis ver, lo que hoy os traigo es la máxima expresión de una Armonía, donde el cóctel no se bebe directamente, sino que se inyecta dentro del buñuelo, buscando que el comensal no sea un mero espectador, sino que sea el protagonista principal y no el plato, tal y como estamos acostumbrados a ver. La versatilidad de los diferentes vinos es tan grande que nos da la posibilidad desde “hacer la salsa de un buñuelo” a elaborar un coctel de lo más clásico como puede ser un Sherry Fashioned, que sería la versión de baja graduación alcohólica de un Old Fashioned. 

Por último, y ahora que se acerca la Feria de Abril, no nos podemos olvidar de mencionar el Rebujito, el cual esta elaborado con Manzanilla o Fino (Vinos generosos), refresco de lima limón y menta o hierbabuena.

 

 


DOSIS DE JEREZ

INGREDIENTES:

 

  • 12 cl. Cream Alameda “La Gitana”
  • 8 cl. Licor café Monin
  • cl. Pure de cereza Monin
  • 60 gr. Base de chocolate Monin
  • 20 cl. Leche
  • 10 cl. Nata

 

ELABORACIÓN:

Introducimos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y lo batiremos bien. Una vez todo bien mezclado llenaremos las jeringuillas y las dejaremos enfriar en el frigorífico hasta usarlas. Una vez frío el cóctel, rellenamos con él los buñuelos.

 

 

ALBERTO BENEDICTO OJ150 web

  

 

ARTE LÍQUIDO! 


ALBERTO BENEDICTO

Especialista en coctelería
Complejo Ametzagaña - DONOSTIA-SAN SEBASTIÁN
www.albertobenedicto.com