Jueves, 02 Febrero 2023

MAKU BELMONTE LAMARCA, “MAKURRINA”. INSTAGRAMER

MAKU BELMONTE LAMARCA, “MAKURRINA”. INSTAGRAMER Imagen 1

 

"UN DATO OCULTO DE MI BIOGRAFÍA ES QUE HE PARTICIPADO EN VARIOS CONCURSOS DE T.V.”

 

Maku Belmonte Lamarca, nacida hace 46 años en Vitoria-Gasteiz, es uno de los rostros más populares de las redes sociales de la capital administrativa del País Vasco, buena parte de sus alrededores... y más allá. Estudió dos ciclos formativos superiores relacionados con la química y el medio ambiente, uno de ellos gracias a una beca de Vital Kutxa y llegó a ser finalista de los Premios FP, pero por una serie de carambolas terminó dedicándose de lleno a las Redes Sociales donde optó por hacerse llamar “Makurrina”, cariñoso apodo que su madre ha usado siempre con ella y sigue usando a pesar de acercarse a los 50. Makurrina o “Maku” para los amigos prefiere ser llamada “instagramer”, y no le gusta ser apodada “influencer”, término que aborrece. En esencia, esta dicharachera y salsera vitoriana se autodefine como “una mujer de Vitoria-Gasteiz que comparte eventos interesantes y sus aficiones (que son un montón) y da voz a los comercios de su ciudad a través de su cuenta de Instagram @makurrina.

Josema Azpeitia / Caricatura: Javier Etayo "Tasio"

   

 

 

- ¿Cómo pasa una chica de Gasteiz, conocido el carácter introvertido de los alaveses, a convertirse en un personaje público que exhibe y comunica sus pasiones y sus emociones a los cuatro vientos?

Mis emociones no tanto, pero mis pasiones sí!!!! Todo comenzó en 2010. Estaba preparando mi boda. Iba a ser sencilla y me tenía que maquillar, así que comencé a buscar vídeos en youtube. De ahí llegué a una comunidad de chicas que creamos un grupo en el que compartíamos temas de maquillaje y moda. Ellas me animaron a escribir un blog en el que compartir mis looks y así empezó todo. 

 

- Eres una persona con una gran cantidad de aficiones y pasiones que reflejas en tus redes: Música, Cine, Lectura, Gastronomía, Moda... ¿Cultivas además alguna afición desconocida para el público que nos pueda sorprender?

A estas alturas difícil sorprender a nadie por todo lo que comparto. Soy muy transparente y si algo me gusta, lo subo por si a alguien le pudiera interesar. Pero un “dato oculto” de mi biografía es que he participado en varios concursos de televisión. Pero de eso hace ya muchos años.

 

- ¿Cuál es tu lugar favorito en Gasteiz? ¿Y en Álava?

Me chifla caminar y Vitoria-Gasteiz es perfecta para dar unos paseos maravillosos. El parque de Salburua es un lujo. Tenemos la naturaleza a un paso del centro de la ciudad. En pocos minutos estás viendo ciervos, aves acuáticas...

Un lugar en Álava que no me canso de visitar es Laguardia. Traspasar su muralla y perderme por sus calles, adentrarme en sus calados, ese laberinto de túneles bajo su suelo, contemplar sus edificios, admirar el pórtico de la Iglesia de Santa María de los Reyes... 

 

- ¿Y fuera de Álava?

Aquí me lo pones muy fácil, mi paraíso: Vieux Boucau. Un pequeño pueblo en la zona de Las Landas (Francia) del que disfruto desde hace más de 8 años. Allí desconecto y me sumerjo en la tranquilidad que se respira. Voy a la playa que es kilométrica (eso sí, cuidado al bañarse porque la calma que inunda el ambiente, no va en consonancia con el bravo carácter de sus aguas), casi a diario doy una vuelta a su lago, un paseo circular de 4 kilómetros y aprovecho para sentarme a leer en cualquier rincón.

- ¿Cuál ha sido tu mejor viaje?

He viajado mucho con mi madre por Europa y destacaría el último viaje que hicimos por el norte de Francia: Normandía, Bretaña, Castillos del Loira y por supuesto, París. No sé la de veces que he estado en esa ciudad y no me canso de volver. Esos días visité lugares tan alucinantes como el Mont Saint Michel y pueblos que me enamoraron como Dinan por su centro histórico, su puerto, su mercado...

Otro viaje flipante fue el que hice a Hawaii, a la isla de Oahu. Yo era muy fan de la serie “Perdidos” (Lost) y se rodaba casi al completo por toda la isla, así que en plan friki total, organicé un tour por las distintas localizaciones sabiendo que hacía unos meses se había rodado el capítulo final de la serie y que pronto se emitiría. Una de esas localizaciones era la playa Mokuleia, lugar donde se estrellaba el avión (tranquilos, no estoy haciendo spoiler porque esto es del capítulo 1, ja ja ja) y para allí que nos fuimos a pasar un día playero. Cuando llegamos había muchísimos trailers y caravanas. Un hombre nos paró a la entrada y nos preguntó si éramos del casting. Dijimos que no, pero no sé por qué pregunté si eran de Lost y me dijo que sí. Creo en ese momento asusté al de seguridad por la cara de fan loca que puse, pobre hombre... Allí estuvimos todo el día esperando a ver si veíamos algo y yo repitiendo que no podía ser, que ya se había acabado la grabación, pero sorpresa, sorpresa, era un reportaje para la revista Vanity Fair con motivo del fin de la serie con el elenco al completo... ¡Al completo! Así que les vi a todos y hasta me saqué fotos con algunos. Fue increíble.

- ¿Y el viaje que te queda por hacer?

Todos. Incluso volver a lugares donde ya he estado. Siempre queda algo pendiente, otra compañía, vivir la visita con más calma... Así que mi lista es larguíííísima. Si tengo que decir alguno: volver a Roma esta vez con mi marido y Japón. Creo que necesitaría una tarjeta de memoria de un tera para guardar todas las fotos y vídeos. Debe ser todo sorprendente y muy distinto.

 

- ¿Qué es lo que más valoras en una persona?

La honestidad y la empatía creo que hacen mucha falta en esta sociedad.

 

- ¿Y qué detestas en una persona?

La falsedad. No puedo con la mentira. ¿Cómo volver a confiar en quien has pillado no diciendo la verdad?

 

- ¿Dónde has vivido tu mejor experiencia gastronómica?

Oh, qué difícil me lo pones! Tengo la gran suerte de disfrutar de todos los momentos, también los no gastronómicos... Valoro cada lugar, busco siempre el lado bueno... Si tengo que decir solo uno, pues no sé, a la mente me viene la vez que fui jurado popular en la “Semana Grande del Pintxo de Álava” y pude así vivir el certamen desde dentro, saborear cada pintxo presentado, conocer a sus creadores... Fue una experiencia irrepetible.

 

- ¿Cuál es el producto o costumbre gastronómica que más valoras en tu entorno?

Salir de poteo. Pero con pintxo, eh? Ir de bar en bar con la cuadrilla tomando un vinito con un pintxo es algo muy nuestro y lo echo de menos cuando estoy fuera.

 

- ¿Y el producto o costumbre que más te ha sorprendido fuera de casa?

Ay... Los horarios. Sé que los raros somos nosotros pero aún reconociéndolo, me cuesta adaptarme a los horarios de comidas en el extranjero. Eso de comer a las 12:30h lo llevo fatal porque normalmente estoy de vacaciones, relajada, y lo más normal es que haya desayunado sobre las 10h. ¿Cómo quieres que me ponga a comer tan pronto? Y que intentes cenar a las 21h y ya tengan la cocina cerrada, ni te cuento, pero poco a poco me voy acostumbrando. No queda otra, ji ji ji...

 

- ¿Cuál es tu plato favorito para comer?

Me pierden las alcachofas en todas sus versiones: en salsa, a la plancha, al horno, empanadas, rebozadas... Y tenemos la suerte de que aquí las preparan requetebién en muchos restaurantes. Unas de mis favoritas: las del Sukalki.

 

- ¿Y tu plato favorito para preparar?

Soy muy cocinillas y no tengo un favorito. Lo que me gusta es tener invitados, idear el menú y sorprenderles. Mira, pensando, pensando, una cosa que dicen que me sale muy rica son los polvorones. A ver si las próximas navidades los vuelvo a hacer.

 

- Recomiéndanos un par de restaurantes de Gasteiz y, si quieres, dinos por qué nos los recomiendas.

“Muskari” es siempre un acierto. Platos tradicionales pero con su toque personal. Tienen un Menú Degustación de temporada con una relación calidad-precio excelente.

“Mano Lenta” es otro de mis favoritos. Su chef Luis Hernani, ha sido uno de los finalistas de “Mejor cocinero de España 2022”, además de ganador de otros concursos gastronómicos, como el de “Pintxos tradicionales de Euskadi y Navarra 2021”. 

“El mexicano y mucho más” por su comida mexicana de verdad, que fusiona tradición y vanguardia. Ha sido recientemente galardonado en los premios Taco de Oro en Dubai.

 

- Ídem de ídem con dos o tres restaurantes de Álava.

Aquí voy a aprovechar a mencionar uno que tengo en mi lista desde hace muchísimo y que aún no he visitado pero me muero de ganas: “Laua” en Langarika porque solo he oído críticas positivas y me apetece probar ese Menú Degustación que es lo único que ofrecen. 

 

- ¿Y otros dos o tres restaurantes de fuera de Álava?

El restaurante “La Villa de l’Étang Blanc” (Seignosse, Francia) no solo cuenta con un entorno privilegiado, sino que basa su cocina en productos de cercanía como los espárragos, el foie, el pato, pescados de Capbreton...

Otro por la zona (en Vieux Boucau) pero totalmente diferente es la Crêperie Saint Jours. Si estáis por allí, pediros la galette Parisienne acompañada de una sidra bretona brut.

Y sin pasar la frontera pero más lejano, el restaurante O Barazal, en tierras gallegas (Maside, Ourense) tiene un bogavante a la plancha exquisito.

 

- ¿Un cocinero o cocinera que te haya sorprendido? ¿Por qué?

El equipo que hacen Javier D. Vadillo y Aitor Etxenike en el restaurante Kromatiko me tiene asombrada. Les conocía antes de unirse y si por separado ya eran grandes, su matrimonio laboral ha hecho que crezcan aún más. No paran de crear, se arriesgan, han traído una cocina diferente a Gasteiz cargada de fusiones pero con altas dosis de producto local y contagian su pasión por la gastronomía.

- Lo hemos dicho al inicio. Tus pasiones son incontables. Menciónanos al menos tu libro, tu disco y tu película de guarda, esos que te han marcado o que volverías a leer, escuchar o ver sin problema.

Un libro: soy muy de novela negra, suspense... Voy a recomendar tres: “La muerte lenta de Luciana B” de Guillermo Martínez, “El cuarto mono” de J.D. Barker y “La mujer del reloj” de Álvaro Arbina.

Un disco: creo que el vinilo (sí, soy de libro en papel y de la música en vinilo) que más he puesto en mi tocadiscos es la banda sonora de Dirty Dancing.

Una película: las que más he visto y no me canso de ver son “El mago de Oz”, “Una habitación con vistas”, “El resplandor”, “Airbag” y “Siete novias para siete hermanos”. Vaya popurrí, eh? Al cine voy bastante y de las últimas que he visto me quedo con “Belfast” y “Código emperador”.

 

- ¿Qué es lo más friki, curioso, estrambótico... con lo que te has encontrado en ese mundo virtual en el que tan bien te desenvuelves?

Una vez me escribió un chico diciéndome que era minusválido, que estaba en silla de ruedas y que a ver si le podía enviar una foto de mi pie desnudo. Madre mía...

 

- ¿Alguna anécdota de tu vida profesional que se pueda contar sin poner a nadie en evidencia?

Una chica me escribió diciendo: “Te he visto en el tranvía. Me ha sorprendido lo bajita que eres y eso que llevabas taconazo.” Me hizo mucha gracia. Sí, soy muy pequeña y no lo escondo pero como normalmente salgo sola en las fotos y vídeos, no hay referencia con la que compararme. Siempre digo en broma que gano en foto y en persona pierdo sobre todo altura ;-).

 

- COVID-19... ¿Cómo lo has vivido?

Pues mejor de lo que habría pensado nunca. Creo que la principal razón ha sido que nadie de mi círculo más cercano ha fallecido de esta enfermedad y porque me adapto rápidamente a todo. Me gusta salir pero también estar en casa, así que el confinamiento no fue un problema. Lo viví siendo consciente de que no iba a durar eternamente y que algún día esa situación finalizaría. Vacunarme, usar mascarilla, etc... lo he asumido sin problema, como algo que hay que hacer por el bien general. He sido muy consciente de la situación de privilegio en la que vivimos (estoy generalizando, claro). No nos ha faltado comida, un techo, luz, internet, tele, calefacción... Escuchar cómo comparaban esto con una guerra, me sorprendía. Tenemos que valorar mucho más todo lo que tenemos, tratar de seguir mejorando y ayudando a otros a alcanzar el estado de bienestar en el que vivimos.

 

- ¿Qué consecuencias crees que traerá la actual situación al mundo de la cocina, la hostelería y la gastronomía?

Creo que han sobrevivido los más fuertes y que habrá que adaptarse a las nuevas costumbres de consumo para seguir adelante. La venta online, el servicio a domicilio y las terrazas han llegado para quedarse. También ha sido una época de darle mucho al coco, lo que impulsó la creatividad y poco a poco veremos sus frutos.

 

- Un poco de positivismo: ¿Qué harías si te tocara la lotería?

Te vas a reír pero es algo en lo que pienso mucho y eso que no juego, ja ja ja...

Me encanta hacer cuentas y estadísticas de mi vida cotidiana y lo que haría depende de cuánto ganase. Desde un caprichito (tengo una lista que se titula “Cosas que hacer una vez en la vida” que contiene por ejemplo: disfrutar de alguna tragedia griega en el Teatro de Mérida, asistir a Roland Garros, hacer un viaje en tren de lujo, ir a la cena de navidad en Howards...) hasta retirarnos todos con un buen reparto entre la familia.

 

 

 

 + ARTÍCULOS RELACIONADOS

 

NERE retrato 5763 OJ166

 

CON LAS MANOS EN LA MASA

Javier Etayo "TASIO"
Ilustrador gráfico y hombre multidisciplinar