Domingo, 05 Febrero 2023

El ejemplo de Sigüenza

El ejemplo de Sigüenza Imagen 1

 

Resulta curioso, cuando no chocante, que haya sido una localidad de Guadalajara, Sigüenza, la que realice un homenaje póstumo a Joaquín Fernández, coctelero donostiarra nacido en León, y éste no haya tenido lugar en la ciudad a la que contribuyó a poner en el mapa en tantas ocasiones cada vez que ganaba un campeonato mundial de coctelería, ya fuera en el propio Donostia, en Europa, en Japón... 

Cierto es, y admito, adelantándome a quienes quieran objetar mi razonamiento, que a lo largo de la pandemia han muerto más hosteleros, más cocineros, más personas del mundo de la gastronomía... pero también es cierto que no se le hacen homenajes a todo el mundo. Se hacen homenajes a gentes que destacan en sus ámbitos, que resultan un modelo a seguir, que marcan tendencia, que dan prestigio... se hacen homenajes, resumiendo y simplificando, a los campeones. 

Y Joaquín Fernández era un campeón. Cuando en Donostia apenas había un lugar en el que tomar un cóctel decente, él iba haciendo pruebas continuas (“invirtiendo”, solía decir, y razón no le faltaba) para conseguir la combinación ideal de sabores, el equilibrio entre texturas... la mezcla perfecta a fin de cuentas. Joaquín Fernández era un investigador, un alquimista en busca de la piedra filosofal que para él era ese combinado, ese cóctel que colmara las espectativas de sus clientes y amigos.

A muchas personas se les han realizado homenajes, incluso en vida, con currículums mucho más pobres y muchos menos méritos que los que lucía Joaquín Fernández. Porque Joaquín lucía muchos, y las paredes de su establecimiento lo atestiguaban: sólo había que ver la cantidad de actrices, actores, cantantes, políticos y celebrities que acudían a su bar cada vez que visitaban Donostia. Pocos profesionales podían presumir de contar con la cantidad de amigos y clientes de altos vuelos con que contaba Joaquín, que bautizó como “Gin Tonic Donosti” a su mejor creación, el Gin Tonic con twist de limón, imitado pero nunca igualado por cientos de profesionales, y lo hizo porque profesaba un gran amor a esta ciudad, en la que nadie se ha movido para hacerle un homenaje, pero que se moviliza masivamente para homenajear a equipos deportivos mediocres, que un año dan la talla y al siguiente dan vergüenza además de costarnos una fortuna a todos los guipuzcoanos, comulguemos o no con su deporte, pan y circo del siglo XXI. 

Joaquín Fernández no nos costaba nada pero nos aportaba mucho, y lo hacía desde la humildad, y el trabajo, mostrando que se puede ser el número uno en su ramo a pesar de haber pasado una infancia y una adolescencia durísimas sacrificándose como nadie se imagina.

Hoy en Ondojan.com homenajeamos a Joaquín Fernández y esperamos que pronto alguien se anime a hacerlo de una manera más visible. Un brindis por ti, Joaquín !! 

 

 

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS

josema 6336

  

 

ESTUPIDO CONCIENZUDO


JOSEMA AZPEITIA
Coordinador de Ondojan.com