Domingo, 24 Junio 2018
Libros ONDOJAN + BDB

OSCAR A LA REFLEXIÓN CULINARIA

OSCAR A LA REFLEXIÓN CULINARIA

Le ha costado, pero por fin lo ha terminado y lo ha publicado. Desde que fue entrevistado en estas páginas en enero de 2005, el cronista gastronómico afincado en Vitoria Pepe Barrena (Valladolid, 1956), venía afirmando en varios medios que tenía “casi terminado” un libro en el que pretendía analizar el panorama gastronómico mundial a través de secuencias de ciertas películas. Siete años después, tras leer atentamente los 39 capítulos que componen el volumen, podemos afirmar que la espera ha merecido la pena. “Comer de cine” es un libro de apariencia modesta que en sus 172 páginas atesora la mayor colección de reflexiones sobre la gastronomía actual que hayamos leído jamás. Reflexiones ácidas, meditadas, realizadas desde la experiencia y el criterio que otorga llevar media vida viajando, probando restaurantes, y dedicándose casi de lleno al mundo de la gastronomía de manera independiente. Como las buenas películas, que no necesitan más de 90 minutos para saciar nuestras necesidades cinéfilas, Barrena ha escrito un librito que, a semejanza de las novelas breves, va a lo esencial. Así, este periodista no analiza pormenorizadamente las películas elegidas, sino que se detiene en determinadas secuencias para, tras describirlas brevemente, dar su opinión, generalmente lapidaria, sobre el tema gastronómico tratado en ellas. Para ello, Pepe Barrena que es, además, el creador y director del Festival de Cine y Gastronomía Cinegourland, se vale de 39 películas clásicas y actuales, no siempre de carácter eminentemente culinario, como “La boda de mi mejor amigo”, “Uno de los nuestros”, “Deliciosa Martha”, “Airbag”, “El hombre que mató a Liberty Valance”, “Hannibal”, “Ratatouille”... Tras una introducción de Antonio Saura que no aporta gran cosa, Barrena se vacía, capítulo a capítulo, ante el lector y no deja títere con cabeza criticando con una mezcla de sutileza, ironía y cierta crueldad los aspectos, en su opinión, más negativos de la gastronomía contemporánea: los menús degustación “largos y estrechos”, la falta de profesionalidad en el servicio, la inexistente crítica gastronómica, la degradación de productos como el pan, el caviar, el jamón o el café, el uso excesivo de espumas o deconstrucciones, el elevado precio de la casquería, la proliferación de snobs en el mundo del vino... Termina el autor desnudándose, cual traca final, con un impagable “Manifiesto del cliente” en el que resume todas sus fobias y filias, totalmente razonadas y justificadas, sobre el mundo del comer. Ameno, divertido, fácil de leer y muy instructivo, “Comer de cine” fascinará a todos los amantes de la gastronomía... y el cine.


“COMER DE CINE”.
PEPE BARRENA.
Editorial EN BOGA
172 PÁGS. 18,00 €

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS