Martes, 26 Septiembre 2017
Libro Gipuzkoa

LUIS TABERNA: SORPRESA DE ALTO NIVEL EN OÑATI

LUIS TABERNA: SORPRESA DE ALTO NIVEL EN OÑATI

 

Quien pase un día entre semana a partir de las 9:30 de la noche ante la discreta fachada de Luis Taberna, en el 16 de Kale Zaharra, en pleno centro de Oñati, tal vez perciba las luces interiores del bar, pero nunca imaginará el espectáculo culinario que está teniendo lugar alrededor de la barra del mismo. Todos los martes y miércoles, a puerta cerrada y en petit comité, este pequeño bar sirve un menú gastronómico de alto nivel en el que se prueban hasta 18 bocados en un ambiente cálido y acogedor como pocos.

Todo comenzó en Julio del año pasado. Iñigo Ferreiro y Aitor Peros­terena “Peros”, socios y responsables del bar desde septiembre de 2011 querían ofrecer algo diferente. Contaban para ello con la complicidad de Mikel Inda, cocinero oñatiarra que a pesar de su juventud cuenta con un curriculum en el que destacan establecimientos como Arzak, Vía Véneto (uno de los restaurantes más exclusivos de Barcelona) o el Lasa de Bergara. El reto era comprobar si los oñatiarras, gente de carácter más bien tradicional en sus costumbres culinarias, se atreverían con un menú de alta cocina, (un menú “largo y estrecho” como diría Pepe Barrena), para nada habitual en los restaurantes de la villa. El tema se complicaba más teniendo en cuenta las proporciones del local. Luis Taberna es también largo y estrecho, así que se decidió servir el menu en la barra del bar, y acomodar (es un decir) a los asistentes en unos taburetes ligeramente incómodos.

Pues bien, la respuesta del público ha sido entusiasta. De hecho, a las pocas semanas de empezar ofreciendo las cenas los martes para 10 personas, tuvieron que ampliar la oferta a los miércoles, añadiendo dos comensales por servicio. En el momento de cerrar estas líneas, a 11 de enero, no hay un hueco libre hasta el mes de marzo, y teniendo en cuenta que en marzo van a cambiar el menú, se presupone que quienes hayan probado querrán volver a pasar. Es decir, un exito. Y todo con la única ayuda del boca a boca, que ha funcionado a las mil maravillas.

Acudir a la “Degustazio gaua”, que es como se denomina a la cena es toda una experiencia. Luz tenue, música de Bob Dylan suavecita, y un menú que se abre con un refrescante Bloody Mary al que siguen 4 pin­txitos entre los que destaca el divertido “La casa de Bob Esponja”. La degustación sigue con una Ensalada César, Raviolis de Hongos con lima rallada “in situ”, una sorprendente Antxoa marinada con pomelo, y un sabrosísimo Risotto Mi­lanesa cocido en un caldo de carrilleras que le dota de un sabor denso y contundente. El pescado consiste en una Merluza con mojo verde preparada en un punto ideal, como mandan las últimas tendencias culinarias.

Tras un breve descanso de 5 minutos, el festín continua con la golosa “Moxalburger”, una hamburguesa elaborada con carne de moxala (cría de caballo) oñatiarra, unas finísimas Carrilleras y una Tabla de 4 quesos (Idia­zabal, Azul, Brie y queso de vaca) que da paso a dos postres: una ligera Sopa de piña y un irresistible Chocolate servido con aceite de oliva y escamas de sal. Esta exhibición culinaria es maridada, además, con con 8 vinos diferentes que van desde el Txakoli Arri hasta el Toro Anzil, pasando por un verdejo, varios Riojas, un Ribera... todo un deleite para los sentidos por un precio que ronda, con copita final incluida, los 40 euros.

Como hemos comentado, conseguir plazas para estas cenas resulta algo complicado, pero todo es cuestión de probar. En cualquier caso, quien quiera degustar la cocina de Mikel Inda puede acudir los sábados y domingos al mediodía al bar, y optar por su variedad de pintxos, algunos de los cuales, como el “Moxalburger” o el Risotto, son servidos en las cenas de degustación, y a los que hay que añadir los Txipirones Pelayo, el Foie a la plancha con salsa de Oporto o la Sopa de ajo con yema de huevo, entre otros.

 

LUIS TABERNA
Kale Zaharra, 16 - OÑATI
Tf: 943 25 23 53