Martes, 25 Julio 2017

CHAMPAGNESHERRY RECALÓ EN DONOSTIA

CHAMPAGNESHERRY RECALÓ EN DONOSTIA

 

"Fiesta y complejidad. Vinos de segundas oportunidades. Hermanos de cal y cómplices en la gestión del tiempo en penumbra"

No hay mejor frase para comprender la relación existente entre los vinos de Jerez y los de Champagne que esta emocionante frase citada por el maestro Pitu Roca.

ChampagneSherry es un término creado por el rondeño Fernando Angulo, gran apasionado de los vinos de una y otra región, con el fin de transmitir y fomentar las virtudes y semejanzas de ambos. En Marzo de 2012 se celebró el primer ChampagneSherry en Ronda y posteriormente se ha celebrado también en Madrid, Sanlúcar de Barrameda, Jerez, Madrid o Cádiz. La de Donostia el pasado sábado 1 de Julio fue la décima edición.

Catorce amantes del vino nos dimos cita para disfrutar de una jornada sin igual. Tras las presentaciones, Fernando dio comienzo con sus explicaciones a eso de las 10'45. Unas proyecciones de antiguos textos sirvieron para situarnos en un contexto histórico y una serie de mapas nos ayudaron a adentrarnos geográficamente en ambas regiones. Trozos de creta y albariza, suelos característicos de Champagne y Jerez respectivamente, se distribuían por varios rincones en ESSENCIA.

Tras la introducción se sirvieron los dos primeros vinos: la Bota de Amontillado Nº31 del Equipo Navazos y Jacques Lassaigne "Les Vignes de Montgueux", acompañados por anchoas "Maisor" artesanas de Getaria y huevas de mújol con almendras. Un comienzo sensacional, intenso, aquí estamos señores, hemos venido a disfrutar.

CHAMPANSHERRY-3A eso de las 11'45 cruzamos la carretera para continuar, en el Andra Mari, de una nueva explicación del gran Fernando. En esta ocasión nos vimos sorprendidos por un "mosto" sanluqueño de la añada 2012, que en un futuro formará parte de las criaderas y soleras de la Guita y una primicia fascinante, un "mosto" de 2010, del mismo pago Miraflores, con cuarenta meses bajo "velo de flor" y sin encabezar. Un vino que saldrá al mercado próximamente bajo el nombre de "Florpower". Junto al magnífico "La Closerie" de Jerome Prevost, comenzábamos a comprender con mayor claridad la conexión entre Champagne y Jerez. Madre mía como se pone la cosa. Pulpo con puré finísimo de patata y fritura de anchoas con azafrán servidos por la simpatiquísima Laura Caballero. Delicioso...

Un breve paseo hasta Viento Sur sirvió para el primer cambio de impresiones entre los asistentes. La cosa marchaba viento en popa...

Allí Eugenio tenía todo preparado, preciosa mesa redonda dispuesta para la degustación. Se vivió uno de los momentos mágicos del día. 6ª criadera de Misericordia, recién sacada por Eduardo Ojeda un par de días atrás en Misericordia. Puedo aseguraos que es una de las cosas más maravillosas y emocionantes que he bebido últimamente. Pascal Doquet "Le Mesnil sur Oger" Grand Cru 1995 resultó también de una elegancia soberbia. Un champagne con ¡quince! años de rima. Puntillitas y un delicioso revuelto de ortiguillas y cigala fueron la combinación perfecta a los vinos. Eugenio, tienes una mano especial para esto de la cocina.

Todavía emocionados, la brisa marina nos preparó para la siguiente parada en el Hidalgo 56 del gran Juan Mari Humada y su esposa Nubia Regalado.

Esta vez nos dispusimos en la calle, en tono más informal, a disfrutar de dos medias botellas de La Guita embotelladas en 2009 que nos hicieron comprender que las manzanillas mejoran con los años y...¡vaya si mejoran!, aunque claro, si encima están acompañadas de unas excelentes anchoas "a Humadas" y de unos exquisitos hongos con yema de huevo...¡Qué grande eres Juan Mari! Y aquí comenzó el recital de Jacques Selosse con el parcelario de Mareuil-sur-Ay "Sous le Mont". Sin palabras.

Con los motores calientes, nos dirigimos hasta Saltxipi, donde la familia Ortega nos recibió con su habitual calidez de siempre, ¿existe algún sitio en el mundo donde te sientas tan como en casa...? Croquetas de txangurro, tortilla de bacalao y txangurro al horno. Todo de sobresaliente. Saltxipi fue una de las paradas más emocionantes de toda la jornada y os cuento el por qué. Abrimos tres vinos cuya solera comenzó el mismo año: Bota "NO" Nº39 y Bota "Punta" Nº40 del Equipo Navazos y Jacques Selosse "Substance". Pura expresión, pura mineralidad, pura emoción. ¿Acaso serán hermanos Anselme Selosse y Eduardo Ojeda? Qué grandes, sí señor. Fernando, tu también llevas el camino de ser grande, unos hacen vinos maravillosos y otros como tu se encargan de transmitir sus sensaciones. Abrimos también, para refrescar el calentón, un Demarne-Frison "Goustan", para recordarnos que también existen champanes excelentes a precios de risa. Más tarde, Gorka y su aita Javier, genio y figura, nos obsequiaron con un Pascal Doquet "Le Mesnil sur Oger" Grand Cru esta vez del 96, añada mítica en Champagne, una de las mejores de la historia. Miles de gracias.

El inicio del fin. De nuevo un agradecido paseito hasta ESSENCIA preparando la traca final. ¿Llueve? ¿Hace sol? Qué más da, ya casi nada importa con esta emoción en el cuerpo.

Quesos de la Sierra Norte de Sevilla, de Aralar y Urbasa, con nueces y avellanas. Manzanilla Pasada "La Guita" embotellada hace más de sesenta años. Gracias a Dios o a quien sea por darnos la oportunidad de probar esta maravilla, indescriptible, única. Moscatel "Los Toneles", el mejor vino de moscatel del mundo, sin lugar a dudas. "Il etait une fois", como el propio Anselme Selosse lo llama: "mi oloroso de Champagne". Eran ya las seis de la tarde cuando descorchamos Lenoble "Les Aventures" Choully Grand Cru y por último el vino con el que comenzó, hace ya unos años, la revolución de los vinos de Jerez, la Bota de Amontillado Nº1, que tras una jornada tan intensa, hizo que se me escaparan algunas lagrimillas de la emoción. Menos mal que nadie se enteró...

Muchas gracias a todos los que compartisteis esta jornada con nosotros. Para mí será inolvidable y, aunque será muy difícil de igualar, lo intentaremos...