Jueves, 22 Febrero 2024

Y TÚ, ¿DESAYUNAS?

Y TÚ, ¿DESAYUNAS? Imagen 1

 

El desayuno,una de las comidas que más relevancia ha tenido en los últimos años y más dudas suscita,ha tenido su protagonismo el domingo 24 de agosto dentro del concurso gastronómico para jóvenes “Prepara un desayuno saludable” del programa “Abuztua Donostian”, en el que he formado parte del asesoramiento en la normativa de las bases del concurso.

Durante años hemos escuchado e interiorizado que ”El desayuno es la comida más importante del día” pero ¿qué tiene de verdad?

No hay ningún dato que avale esta afirmación desde el punto de vista dietético-nutricional, y los estudios científicos que lo avalan, generalmente de carácter observacional,están ligados a un mayor rendimiento escolar o estado de salud de los niños.

Los niñxs que rinden más por haber desayunado, normalmente es por una mayor preocupación de las familias por unos hábitos saludables adecuados y elección adecuada de alimentos en el patrón de alimentación, no basado únicamente en el desayuno.

El concepto de “la comida más importante del día” está ligado a la industria alimentaria y a los productos alimenticios que se nos ofrecen para desayunar, toda una gama de alimentos ultraprocesados cargados de azúcar que distan mucho de ser saludables, aunque su atractivo packaging y los anuncios nos hagan creer que sí.

Si quieres buscar una opción saludable para empezar el día, busca alternativas en los alimentos frescos y de calidad como quedó claro en el concurso del domingo 24. Cada vez utilizamos más alimentos como: huevos, fruta entera, yogures, panes de calidad, verduras, frutos secos, cereales integrales.... y no siempre tenemos que dedicarle más de 10 minutos para poder hacerlo.

Si un alimento no es saludable, no lo va a ser independientemente de a qué hora lo comas.

El desayuno ideal sólo existe en la publicidad, igual que no existe una comida ideal o cena ideal sino que hay una amplia gama de alimentos o combinaciones de ellos que hacen que nuestros desayunos, comidas o cenas sean saludables.

Hace un par de años se creó un gran revuelo en twitter por el tuit de una nutricionista diciendo ”Mi hijo no sabe lo que es una galleta, él es feliz desayunando garbanzos” y se abrió un gran debate en el que se vio cómo ligamos los desayunos a alimentos generalmente no saludables, y que también por nuestra cultura asociamos unos alimentos a un momento o a otro.

Y qué pasa, si no te apetece más que un café o nada cuando te levantas... No hay ningún problema, lo importante es que planifiques que llegado el momento de comer algo, tengas opciones saludables a tu alcance para no tirar de los tentempiés menos saludables que te salvan el momento.

El des-ayuno es la primera comida que hacemos para romper ese ayuno que hacemos tras pasar toda la noche desde nuestra última ingesta.

Imagínate un niño/a que desayuna todos los días cacao soluble con galletas o cereales de caja... si ese niño/a cenara todos los días cacao soluble con galletas o cereales de caja... ¿dirías que es una cena saludable?

Piensa en tu desayuno como lo harías con otra ingesta que no tenga tanto protagonismo.

 

OTROS ARTÍCULOS DE CAROLINA

 

   
DIETÉTICA
y alimentación

 

Carolina Rïn
Dietista Colegiada nº 1887