Lunes, 27 Mayo 2024

SLOW FOOD: ASÍ EMPEZÓ TODO

SLOW FOOD: ASÍ EMPEZÓ TODO Imagen 1


Aitor Buendia LA RUTA SLOW OJ145

  

 

# LA RUTA SLOW


AITOR BUENDÍA

Eibarrés, Vitoria-Gasteiz
Comunicación y Slow Food
www.blogseitb.com/larutaslow 

 

 

 

SLOW FOOD: ASÍ EMPEZÓ TODO

 

Vamos a jugar un poco con la imaginación. Pensemos en uno de esos pueblos que hemos visitado estas pasadas vacaciones donde disfrutamos de un menú sencillo, auténtico, con producto de la zona. Pensando en ese local donde nos sentamos a comer, seguro que nos viene el recuerdo de los olores, sabores, la impresión de estar disfrutando de algo genuino, honesto, que sólo puedes disfrutarlo ahí y en pocos lugares más.

Lo bueno de este “garito” es que es familiar, casero, que las gentes del pueblo acuden a tomarse un vino, a charlar, a tomarse unas raciones… Y ahora, pensemos que de buenas a primeras se instalan en esta localidad un par de multinaciones de la alimentación, de esas que regalan coronas para txikis, te ponen la hamburguesa en una cajita de cartón y tienen bebidas carbonatadas con pajitas a mogollón. Con unos precios irrisorios y un marketing brutal… las vecinas y vecinos del pueblo empiezan a acudir a conocer los “nuevos” vecinos. Atraídos por ese becerro de oro, empiezan a dejar de lado los “garitos” de los que hablaba al principio. Dejan de ir, de almorzar, de parlamentar… y la familia de estos establecimientos, imposibilitados de poder competir con las grandes multinaciones, acaban echando la persiana. Adiós a toda una tradición familiar, a esas raciones, a esos menús, a esos olores… a esos platos únicos, auténticos, caseros.

Fue el caso de Bra (Italia) a finales de la década de los años 80. Allí por entonces, un periodista local de nombre Carlo Petrini, decidió que no podía quedarse de brazos cruzados. Que había que defender la soberanía alimentaria de ese pueblo. Y frente a ese “fast food” imperante, propició justo lo contrario: “Slow Food”. Así, de esta sencilla a la vez que compleja situación, se inició este movimiento internacional que aglutina a más de 100.000 miembros en todo el mundo.

Cada semana tratamos de aportar nuestro granito de arena con el programa “La Ruta Slow” en Radio Euskadi y Radio Vitoria. Y la verdad; es un placer, a la vez que un deber, dirigirte a tu audiencia en defensa de nuestra biodiversidad agrícola y tradiciones gastronómicas. #AmaLur