Martes, 25 Enero 2022

PEPE SOLLA REPRESENTÓ A LA GASTRONOMÍA GALEGA EN LUKAS GOURMET

PEPE SOLLA REPRESENTÓ A LA GASTRONOMÍA GALEGA EN LUKAS GOURM ... Imagen 1

 

El vino y las camelias no parecen confirmar un maridaje muy atractivo, pero es lo que vendieron conjuntamente el pasado 6 de abril en las espectaculares instalaciones de Lukas Gourmet los representantes de la D. O. Rías Baixas y la Presidenta de la Asociación Española de la Camelia ante el numeroso público congregado.

Nada menos que Pepe Solla, chef y sumiller de Poio (Pontevedra) donde gestiona el restaurante familiar Casa Solla (el establecimiento con una estrella Michelin más antiguo de Galicia) se encargó de preparar, junto al equipo de Lukas Gourmet, dirigido por Josu Zabalo, un opíparo lunch que fue consumido con avidez por el público asistente tras los discursos de rigor.

El propio Solla se encargó de servir personalmente al público que iba llegando la jugosa empanada gallega con la que se abrió la degustación, pero además hubo mejillones en curry verde, berberechos en aguachile de maracuyá, sardina de San Juan sobre pan de millo, capuchino de grelos, el huevo que no es, tartar de vaca gallega, makipán de lacón con grelos, y diversos dulces.

Fue una presentación populosa e intensa en la que se repartió completa información sobre la oferta enológica y turística de Galicia, resumida en dos rutas (Ruta de las Camelias y Paseando entre viñedos) que incluyen infinidad de experiencias como vinoterapia, visitas a bodegas, travesías por la ría de Arousa, observación del trabajo en las bateas donde se recoge el marisco, rutas por los montes y pueblos de las diferentes Denominaciones de Origen de Galicia (Rías Baixas, Valdeorras, Monterrei...). Algunos de los asistentes, incluso, recibieron masajes de hombros y manos y quien quiso pudo degustar un te elaborado con la planta de la camelia.

En suma, un interesare encuentro enogastronómico el que tuvo lugar en Lukas Gourmet. Galicia es un destino ahora mucho más cercano tras la finalización de la Autovía del Cantábrico, y el día de la presentación lo pudimos tocar con la punta de los dedos.