Viernes, 21 Septiembre 2018
Libros ONDOJAN + BDB

BODEGÓN JOXE MARI: AL MÁS PURO ESTILO DE ORIO

JAKITEA Gure Betiko Sukaldaritza

 

BODEGÓN JOXE MARI: AL MÁS PURO ESTILO DE ORIO

Una de las cosas que más me fastidia al acudir a un restaurante, es que me digan que no hay sitio, sin que esto sea cierto. Me ha pasado alguna vez al acudir a un local con el carrito de mi hija y, también, aunque parezca más ilógico, al pretender comer yo solo en algún restaurante. Recientemente me sucedió en un conocido asador del centro de Orio. Un lunes en que la afluencia de público era menos que cero, no les apeteció montar una mesa para que pudiera degustar su cocina, argumentando que el comedor estaba “lleno”. Afortunadamente, muy cerca se encontraba el Bodegón Joxe Mari en el que no mostraron ningún desagrado a la hora de servirme, a pesar de no acudir acompañado. Es más, la amabilidad y el buen trato fueron la tónica habitual a lo largo de toda la comida, desde el recibimiento junto a la parrilla exterior hasta el servicio de mesa.


Un asador histórico

El llegar a un lugar de manera fortuita es, a veces, una fuente de sorpresas. Así, hasta aterrizar en el bodegón Joxe Mari, pensaba que el acudir a un local u otro en Orio era casi como echar una moneda a cara o cruz. Pues no, los amantes de los lugares con historia o aquellos que no vayan a acudir a Orio más que en una ocasión, deberían visitar el Joxe Mari antes que otras opciones, pues nos encontramos en la casa en la que comenzó la leyenda del Besugo al estilo de Orio. Así es. Fue en este restaurante, y no en otro, donde Joxe Mari Manterola, pescador de toda la vida, comenzó hace casi 6 décadas a utilizar las parrillas, hasta entonces destinadas casi exclusivamente a asar sardinas, para asar besugos, un pescado que abundaba tanto que casi lo regalaban en la lonja (qué tiempos aquellos).

El restaurante, de gran encanto, cuenta con la imagen omnipresente de Joxe Mari, tanto en el cuadro al fondo del comedor como en la preciosa foto de época que preside la sala y en la que podemos ver al mismísimo arrantzale, casi a tamaño natural, haciendo los honores a un besugo delante de su restaurante (ver fotografía superior).

Hoy en día son Andoni Manterola, hijo de Joxe Mari, y su familia quienes gobiernan las ascuas de esta casa. Andoni, con el tiempo, se ha convertido en uno de los más experimentados parrilleros vascos. De hecho, fue uno de los miembros del jurado en el Campeonato de Euskal Herria de Parrilla, organizado por Jakitea en Donostia a finales del año pasado.

Besugo sin igual

ORIO comedor 520 OJ105La carta de Joxe Mari, como en todos los grandes asadores, se compone de una serie de entrantes dirigidos a entretener el estómago mientras esperamos la carne o el pescado. Al acudir solo me decanté por media ración de un riquísimo Jamón de bodega, aunque puede optarse por otros platos como Gambas a la plancha, Ensalada mixta, Antxoas del Cantábrico, Sopa de pescado...

El rey del festín fue, por supuesto, el Besugo. La calidad de la materia prima, a pesar de ser lunes, y el extraordinario punto de asado, así como un refrito con un genial toque picante, mínimo pero muy presente, convirtieron la degustación de este pescado en toda una experiencia. En Joxe Mari alardean de trabajar solo con besugos del Cantábrico. Sea o no sea así, el producto es, sin duda, de primerísima calidad.

Una excelente cuajada casera y una cuenta con un precio totalmente satisfactorio completaron una experiencia que apetece repetir. Cuando regrese a Orio, volveré al Joxe Mari, a pesar de ir acompañado.

 

BODEGÓN JOXE MARI

Herriko Enparantza - ORIO
Tf: 943 83 00 32