Lunes, 27 Mayo 2024

KOROA, CORONA, CORONITA

Todo empezó rondando los años 20, Braulio Iriarte, del valle del Baztán, se echó la manta a la cabeza, y, junto con algunos colegas empresarios fundaron en México el grupo “Cervecería Modelo”, que nosotros en la actualidad vendríamos a conocer más como Coronita.

Todo pintaba bien, a Iriarte y a sus colegas no les iba nada mal, hasta que estalló una crisis en México que dejó deudas y una reducción de capital a dicha empresa. Visto lo visto, los colegas de Iriarte se marcharon de la empresa pensando que no habría futuro en ella. Entonces el propio Iriarte fue a buscar a sus amigos de siempre, gente de Elizondo, Lizaso… amigos que tenían sus pequeñas empresas en Navarra, pero Iriarte les insistió y finalmente los convenció para volver a levantar la Cervecería Modelo.

Tras tan solo 3 años de duro trabajo, la corona pasó a ser una de las cervezas referentes en todo el país; y con una fábrica con más de 250 trabajadores consiguieron llegar hasta los 10 millones de litros de cerveza elaboradas en un año; nada que ver con los 46 millones de hectolitros de la actualidad, por no hablar de las aproximadamente 44.000 personas que trabajan en ella.

Pues así es, un baztanés fundó lo que ahora conocemos como Coronita, y algunos os preguntareis… ¿por qué en España se llama coronita y no corona, como se hace en el resto del mundo? Algunos dicen que es porque la Casa Real tiene los derechos de dicho nombre, y que por eso la cervecera tuvo que buscarse una alternativa; otros cuentan que el grupo vinícola Torres tiene en propiedad este nombre… pero yo me decanto por la primera opción, es más jugosa y parece la que más opta la gente.

Disfruten pues de esta cerveza de estilo pilsner, en su terraza favorita con una corteza de limón, y si puede ser, en buena compañía.Y brinden por Braulio que luchó contra viento y marea para conseguir llevar del Baztan a México un producto ideal para refrescarnos el verano,

Salud!

+ ARTÍCULOS RELACIONADOS